Quiénes somos

Somos ingenieros, investigadores, hackers, desarrolladores, gente que comparte un ambiente fresco y productivo, divirtiéndose mucho mientras trabaja duro y con pasión en lo que le gusta.

 El equipo de trabajo está formados por ingenieros con experiencia en trabajo multidisciplinario, incluyendo aplicaciones a la biología, la agronomía y la medicina. En particular, varios de nosotros, hemos participado en el dictado de clases en el Tecnológo en Informática de Paysandú y hemos dirigido varios proyectos.

El equipo de trabajo tiene experiencia también en la creación e implantación de nuevas propuestas educativas, como la Licenciatura en Ingeniería Biológica, de Facultad de Ingeniería. 


Juan-CardelinoJuan Cardelino, 38 años.

«Desde chico me apasiona la electrónica y la programación, de grande me apasiona el kayak. Siempre busco juntar ambas pasiones. Profesionalmente me dedico al aprendizaje automático y el procesamiento de imágenes. Me motiva aprender cosas nuevas y alimentar la curiosidad y la imaginación. Creo que la Ciencia y la Tecnología pueden mejorar la vida de las personas, y por eso me dedico a difundirlas.»

Proyectos realizados por Juan en el HackLab


Mijail Makaroff, 24 años.

«Me gusta aplicar de forma práctica lo que he aprendido: la nuevas tecnologías y aún más las viejas tecnologías. Me interesa hacerlo siempre con imaginación y creatividad, buscar, analizar y solucionar problemas utilizando todos mis conocimientos, mejorando mi entorno y el de los demás.»

 


Gabriela Ostuni, 49 años.

«Como buena hija de librero, desde pequeña siempre leí mucho, sobre todos historias fantásticas, creo que eso fue la chispa que encendió mi gusto por  la información, la ciencia y la tecnología … siempre terminaba investigando nuevos dispositivos tecnológicos, para aprender cómo se hacían las cosas.  Eso me llevó a apasionarme por la informática y elegirla como opción de vida, cuando el uso de la tecnología no estaba naturalizada en la sociedad como lo está hoy.  
Considero que investigar, aprender y luego compartir el conocimiento, es una forma de crecimiento personal,  pero sobre todo es un método para crecer y mejorar como sociedad. 
El Hacklab me permite eso, continuar creciendo día a día en cada nuevo aprendizaje; y, por un lado, trasmitir ese crecimiento fomentando el descubrimiento de las diversas tecnologías en los niños y jóvenes, y por otro lado, brindarnos al sector productivo para trabajar en forma colaborativa generando desarrollo tecnológico y local».

Jorge Rosas, 22 años.

«Desde que descubrí la programación es algo que me gusta, ya que te da la posibilidad de crear cualquier cosa que te imagines, y aún más si estas en un entorno de desarrollo de videojuegos.
La robótica por otro lado tiene las restricciones del mundo real, por lo que para poder crear algo hay que ser aún más creativo en la forma de como se va a lograr.
El trabajar en el área de la programación y la robótica, aparte de ser entretenido, te ayuda a pensar de forma diferente.»


Joaquín Rivero, 26 años.

«De chico experimentaba con herramientas que había en casa, rompí un par de computadoras, arregle otras… De grande estudié Tecnólogo Mecánico.
Aquí, en el HackLab, encuentro que puedo volver a experimentar con herramientas, además de buscar como solucionar, pensar o desarrollar una idea de una persona o colectivo.»

 


Participantes del Hacklab

HackLab Paysandú forma parte de la segunda fase de Paysandú Innova, un proyecto de la Intendencia Departamental de Paysandú, en asociación con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de Presidencia de la República, el Ministerio de Industria, Energía y Minería, la Agencia Nacional de Desarrollo, Universidad de la República, la Universidad del Trabajo del Uruguay, la Universidad Tecnológica del Uruguay, la Fundación Julio Ricaldoni y la Agencia de Desarrollo Paysandú.-

 


Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar